"Unidos en Cristo para Evangelizar"
08 de Junio de 2017
¡Bienvenido Padre Fernando!
 





El padre Fernando Valdivieso Tagle es nuestro nuevo vicario parroquial y para conocer sobre su vida y servicio a la iglesia te compartimos la siguiente entrevista.

Lleva poco más de una semana en nuestra parroquia y se siente profundamente agradecido de la buena  acogida de la comunidad que lo ha recibido con mucho cariño. Se podría decir que literalmente “viene aterrizando” porque hace muy poquito llegó de Roma donde estuvo 5 años estudiando Teología Moral que en palabras del padre “se trata de cómo vivimos el mandamiento del amor, cómo vivir en plenitud la vida cristiana de que nuestra acción viene impregnada por la fe”.  En esos cinco años  terminó el magister y doctorado donde estudió el tema del deseo del ser humano y su importancia para la reflexión de la moral “porque es lo que nos impulsa a vivir, lo que nos impulsa a actuar”, dice nuestro vicario.

Fue ordenado sacerdote en 2010 por el cardenal Francisco Javier Errázuriz, recién ordenado continuó trabajando en el Seminario Pontificio Mayor colaborando en la formación de los estudiantes y luego fue destinado a la Parroquia Nuestra Señora De Las Mercedes de Puente Alto, allí estuvo como vicario parroquial junto al Padre Aldo Coda.

¿Cómo surge su vocación al sacerdocio?
La iniciativa siempre surge de Dios. Lo fui conociendo, lo fui siguiendo, a veces con miedo pero con la confianza grande de conocer un amigo y dándome cuenta que ahí estaba el sentido de la vida.  

A ratos le peleó al Señor pero con el tiempo se daba cuenta que valía la pena el camino  que el Señor le proponía. En su vocación fue importante su familia, de sus padres y hermanos aprendió una fe que se vivía muy naturalmente y en la cual ya algunos se habían decidido por la vida religiosa como su tío, el Padre Carlos Irarrázabal. Sin embargo, el llamado más personal y claro lo vivió en su juventud siendo estudiante de la Universidad Católica.

“Lo descubrí en la pastoral, entre los jóvenes que compartíamos grandes ideales. Yo estudiaba agronomía, cuando iba a pasar a cuarto año dejé la carrera para pasar a otros campos, a los campos del Señor. “ El llamado que Dios le hacía se comenzó a clarificar, dice, “en la misma vida en común con los amigos, en la fe que compartíamos, queríamos servir a los demás, compartir la palabra de Dios en las misiones, servir a los más pobres en la calle, esas cosas me hicieron descubrir que yo no era un loco solo,  que los grandes ideales los compartía con grandes amigos y que las cosas que hacíamos, dedicarle la vida al Señor, daban un sentido más profundo, una alegría más contundente y eso me fue convenciendo”.

Han pasado siete años desde su ordenación y hoy el Padre Fernando continúa la senda del Señor con nuevas misiones.  Una de ellas está en la Universidad Católica, acompañando a jóvenes que como él también están en búsqueda del Señor, específicamente su servicio está en la Pastoral como Capellán General Adjunto;  también hace clases en la facultad de teología colaborando así en la formación de los futuros sacerdotes que estudian en la universidad.

¿Cómo recibió la noticia de que fue destinado a la parroquia Nuestra Señor de las Mercedes – Los Castaños?
En mí siempre había un deseo bien grande de volver a las canchas, a la vida más pastoral, en los últimos años fue creciendo mis ganas de incorporarme  a este trabajo parroquial.

¿En qué va a consistir su labor como vicario parroquial?
Como vicario principalmente tendré a cargo las misas, hasta ahora las misas de los lunes, miércoles y jueves a las 20.00 hrs. y domingos en la misa de 10.00 y 20.00 hrs. también con  confesiones y ayudando mucho en la escucha  a la gente, en acompañar a los jóvenes, queremos  que se vuelvan a motivar. Sé que hay un grupito  de jóvenes y queremos que se animen para que caminemos juntos en el seguimiento de Jesús, que ellos vayan también animando  a otros.  

¿Qué mensaje le gustaría compartir con la  comunidad?
Que  estoy muy agradecido de la acogida, y que en todo lo que yo pueda estaré a su servicio. Seguiremos juntos al Señor.

¿Y a los jóvenes que pueden estar preguntándose por el llamado que Dios les hace?
Que se la jueguen, que no tengan miedo, el miedo es mal consejero. Hay que jugar el partido, no se van a  arrepentir, el Señor no falla.

       






Dirección: Avenida Vitacura #7401, Comuna de Vitacura Teléfonos: (+56 2) 2242 2401 - (+56 2) 2219 1760   Mail: parroquia@loscastanos.cl