"Unidos en Cristo para Evangelizar"

La Iglesia debe ser sobre todo la casa de la misericordia
 





enero 2016

Queridos amigos y amigas,

Desde el día 08 de diciembre recién pasado, el santo Padre Francisco, al abrir la Puerta Santa, nos invitó a ser activos participantes en el  Año Santo de la Misericordia. Aquí, en nuestra patria, lo iniciamos el domingo 13 de diciembre del 2015. Según las propias palabras del Papa Francisco él ha pedido que se abran las puertas, muchas puertas, y que a nadie se le impida entrar. Puertas reales, no simbólicas, a través de las cuales puedan pasar los hombres de este tiempo herido, violento, corrupto.

Con el Jubileo de la Misericordia, el Papa Francisco ha querido abrir de par en par el horizonte sobre la necesidad de una civilización fundada sobre la cultura de la misericordia.

Para el Papa Francisco la Iglesia debe ser sobre todo la casa de la misericordia.  En el diálogo entre las debilidades de los hombres y la misericordia de Dios, la Iglesia está llamada a acoger, acompañar, ayudar a todos para que se encuentren con la “buena noticia” de la esperanza cristiana. Por eso, la Iglesia, que es misionera por naturaleza, no puede quedarse encerrada en sí misma, sino tiene que salir para ir hacia las periferias de la existencia humana, allá donde están los pobres, los últimos, los marginados, para llevar el abrazo de la misericordia de Dios. (cf. Ch.M.)

A través de la Bula “Misericordiae Vultus” (El rostro de la Misericordia) el Papa Francisco nos ha convocado a celebrar el Año de la Misericordia para dar gracias al Señor por este don e incorporarlos con más decisión y profundidad en nuestra vida personal, familiar, social y eclesial. Si dejamos que el Espíritu Santo nos transforme en TESTIGOS de la misericordia estaremos mejorando la calidad de nuestra evangelización en un mundo tan marcado por la indiferencia, el maltrato, la violencia, los atropellos a la dignidad de las personas y estaremos sembrando nuevas semillas del Reino de Dios.

En este Año de la Misericordia trata de estar muy bien informado de las tantas actividades que habrá, tanto a nivel parroquial, zonal y arquidiocesano.

                            MISERICORDIOSOS COMO EL PADRE

Un cariñoso saludo y que tengan hermosos días de vacaciones, les desea su Párroco.

 

Roberto Espejo Fuenzalida, Pbro.




Dirección: Avenida Vitacura #7401, Comuna de Vitacura Teléfonos: (+56 2) 2242 2401 - (+56 2) 2219 1760   Mail: parroquia@loscastanos.cl